domingo, 28 de noviembre de 2010

Noticia: Fosa común de vikingos en Dorset (UK)

Descubrimiento de una fosa común con 1000 años de antigüedad en Dorset

David Keys, Archaeology Correspondent / The Independent
Eran conocidos por sus ataques despiadados en Inglaterra, pero los vikingos fueron también víctimas de la barbarie anglo-sajona, tal como han revelado las nuevas evidencias arqueológicas de Dorset.
El examen forense detallado de los restos humanos encontrados en una fosa común, cuatro millas al norte de Weymouth, ha dado como resultado que los 55 guerreros vikingos fueron ejecutados y mutilados, casi con toda seguridad por un escuadrón de la muerte anglo-sajón en algún momento del siglo X o comienzo del XI. Es uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes jamás descubierto en Gran Bretaña y es de importancia internacional.
La fecha más probable para este hallazgo se remonta a 1002, cuando el rey Inglés, Etelredo II el Indeciso, deliberadamente rompió un acuerdo de paz y ordenó a sus tropas matar a los soldados vikingos que pudieron encontrar, especialmente en el suroeste de Inglaterra. El suceso, conocido como la Masacre del Día de San Brice, se llevó a cabo el 13 de noviembre de ese año.
La investigación arqueológica y científica del material de la fosa común de Dorset, llevada a cabo por especialistas de Arqueología de Oxford, en nombre del Consejo del Condado de Dorset, sugiere que los guerreros vikingos fueron tomados totalmente por sorpresa, se vieron obligados a desnudarse, probablemente (no hay rastro de ninguna de las hebillas, prendedores u otros artículos relacionados con prendas de vestir) y luego fueron decapitados (desde la parte frontal - para que pudieran ver a sus verdugos).
La mayor parte de sus rostros y muchos de sus orejas derechas fueron mutilados con violencia, probablemente con la misma espada con que había sido asesinado con, dijo Angela Boyle, la osteólogo que examinó los huesos.
Sus cuerpos fueron arrojados luego al pozo de una mina vacía y sus cabezas cortadas colocadas en una pila cercana. La improvisada fosa común fue tapada después con una capa de tierra.
El examen científico de los materiales ha puesto de manifiesto que las víctimas eran hombres jóvenes, en su mayoría entre 17 y 25, altos, bien alimentados, con un pequeño número de personas algo mayores. El examen isotópico de los dientes sugieren que todos ellos procedían de Escandinavia y de las zonas adyacentes. Uno puede haber sido de Islandia.
Las ejecuciones del día de San Brice se llevaron a cabo en un contexto político complejo. A mediados de los años 990 algunos grupos de mercenarios escandinavos se establecieron en Devon con el acuerdo del gobierno inglés. Algunas rebeliones e invasiones siguieron hasta 1002, cuando el gobierno inglés firmó un acuerdo de paz con los rebeldes vikingos, que se les permitió volver a instalarse al sur-oeste de Inglaterra.
Pero Ethelred dio órdenes en noviembre de 1002 de matar a todos los vikingos que fueran encontrados.


Una de las víctimas del Día de San Brice (aunque no es uno de los hallados en la fosa Dorset) fue la probable medio-hermana del rey danés Swein Barbapartida, que pronto comenzaría una serie de ataques como venganza. En 1013, Swein tuvo éxito en la conquista de Inglaterra, lo que obligó a huir a Ethelred, y se hizo nombrar rey. Aparte de una brecha de dos años, Inglaterra siguió siendo parte del imperio danés hasta 1042.
"El descubrimiento de Dorset es muy importante. No sólo desde una perspectiva arqueológica, sino también desde una perspectiva histórica. La masacre del Día de San Brice desencadenó una serie de acontecimientos que no sólo llevó a la conquista danesa de Inglaterra, sino también contribuyó a la conquista normanda muchos años después ", dijo el historiador Ian Howard.
"Cualquier fosa es relativamente difícil de encontrar, pero encontrar uno en esta escala, de este período de la historia, es extremadamente inusual", dijo David Score, de Oxford Archaelogy. 

1 comentario:

Sandra Ramon dijo...

Para que después digan que sólo los vikingos eran bárbaros. Por lo visto, la crueldad anglo-sajona no tenía nada que envidiar a los actos despiadados que tanto se atribuyen a los hombres del norte.
Bien cierto es que, en toda contienda, hay vencedores y vencidos pero , sobre todo, bajas en ambos lados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...