miércoles, 14 de octubre de 2015

Hachas vikingas

Hacha de Langeid. Foto: Vegard Vike, KHM

En la primera parte de la "era vikinga" el arma que todo vikingo quería tener era la espada. Pero era muy cara y no todos podían permitírsela, al menos en un primer viaje de saqueo, del que seguramente regresarían con alguna tomada como botín. 

En esos tiempos, el uso de un hacha indicaba la pobreza del guerrero, que debía conformarse con la que se usaba habitualmente en las granjas.

Pero con el tiempo aparecen hachas hechas específicamente para la guerra, con una hoja muy amplia. En una tumba de Langeid se encontró una de estas en bastante buen estado, incluso con un trozo del mango de madera. La amplia hoja estaba sujeta por una pieza de latón, metal formado por la mezcla de cobre y zinc; esta aleación es de color amarillo, similar al oro, lo cual debió darle un especial atractivo a este arma. Por otro lado, el cobre, al ser bactericida, impidió que esa parte del mango se pudriese. 

El hacha resultante es un arma poderosa, pero al mismo tiempo ligera (550 grs) con un mango de algo más de 1 m. de largo.

Una reconstrucción que muestra las características principales del diseño hacha. Ilustración: Vegard Vike, KHM / Universidad.


Fuente: Historisk museum (Noruega)


Hachas similares encontradas en Londres,
exhibidas en el British Museum.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...