sábado, 23 de abril de 2016

Arqueología experimental: Cuerdas para barcos

Haciendo cuerdas para barcos
Arqueología experimental en el Museo de Barcos Vikingos de Roskilde (DK)

Hasta ahora, en este museo danés se habían utilizado las cuerdas de cáñamo, que es un material resistente y fiable, pero, según las conclusiones de los expertos, no fue muy usado en la era vikinga. Si lo fueron las cuerdas hechas a partir del tilo (Tillia Cordata). Así que, se pusieron manos a la obra.

Tras talar los árboles, que deben tener entre 30 y 40 años, se les retira la corteza y se hacen lotes atados, que se dejan en remojo en una laguna o similar. Unos tres meses después se sacan del agua; la pectina, que mantiene la cohesión entre las capas de fibra se ha descompuesto, por lo que resulta más fácil de separar las capas internas. Tras dejarlas secar ya se pueden liar para formar las cuerdas, que serán usadas en el Gislinge Boat Project.


Con el tiempo, en el museo se harán experimentos con otras cuerdas de crin, de piel de foca y lana, para estudiar sus cualidades y usos más efectivos.



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...