sábado, 12 de noviembre de 2016

Vikingore: Enraged

Portada de Daniel Zrom

Enraged, segundo disco de los sevillanos Vikingore

Ver la reseña del primer disco Wolves in the battlefront



Como en el disco anterior, las canciones de Enraged transitan los entornos más oscuros de la historia, mitología y vida cotidiana del viejo pueblo nórdico.

Comenzamos con Unchained (Desencadenado), que, como todo buen aficionado vikingos adivinará, trata sobre el lobo Fenrir. Al principio nos cuenta en primera persona que fue echado a lo más profundo del mundo por el miedo que sentían los dioses, y finalmente cómo lleva a cabo su venganza enfrentándose al mismísimo Odín en la batalla final. I am the harbinger of death and despair. A being made for eternal warfare. I bring the doomsday.

Draugr, back from the grave. Como en las historias vikingas no falta casi de nada, también cuentan con la figura del muerto viviente. Y aquí tenemos a uno de ellos, que se considera a si mismo una abominación andante a la que solo lo mueve el deseo de hacer sufrir a los vivos que encuentre por el camino, pues su dolor le hace más fuerte, y la envidia por ese aliento humano que el ya no podrá volver a sentir. Weapons can't wound me. Face me if you're brave.

Enraged. El tercer tema es el homónimo nos mete en la mente de un rabiosos asesino ya exento de humanidad y que no puede refrenar el impulso de convertir el mundo en un baño de sangre. Ya sabes, si te cruzas en su camino, puedes acabar con las tripas fuera… You’ve crossed the line. I’ve lost my mind.

Sons of war. Típica canción de camaradería entre guerreros vikingos. Los dioses de la muerte y las Normas han hablado. Y ahí están ellos, dispuestos a todo frente a ese enemigo que ya siente pavor. Gente sin miedo que no se arrodilla ante nadie y que ríen ante el rostro de la muerte. The old way is the only way. We follow the nine virtues until we decay.

Nastrond. Nos alejamos de la épica del guerrero; aquí el protagonista, tras su muerte, acaba en el Nastrond, un lugar especialmente hecho para los cobardes, traidores y perjuros, las tres peores defectos que podía tener un vikingo. Y ahora siente la descomposición paulatina de su cuerpo putrefacto, vadeando ríos de sangre y veneno, y escuchando los gritos angustiosos de otros como él; y así hasta que solo queda una sombra que regresa al gélido vacío. And my shadow returns to the cold of the void.

Shield wall. Regresamos al campo de batalla, entre el silbido de las flechas y choque del acero. Un guerrero confía en sus camaradas y se sienten invencibles unidos hombro con hombro tras el muro de escudos inquebrantable. Y, si algún hermano cae en la contienda, las valquirias sabrán encargarse de él. Shoulder to shoulder, as one we are unstoppable.

Stomped and raped. La crueldad llevada a grado extremo, en este caso contra una mujer que no lo va a pasar muy bien. It’s your time to bleed. It’s your time to die. Bitch!

Swallowed by the sea. Y finaliza el álbum con un buen naufragio. Estamos bajo una fuerte tormenta en los dominios de Ran y los dioses del Asgard no nos van a ayudar mucho. Las maderas y las maromas retorcidas servirán de tumba tras ser tragado por el mar, maldiciendo ese destino que no permitirá alcanzar el Valhalla. I will be swallowed by the sea, drowning, lungs filling with water, feeling my life fading away.



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...