viernes, 24 de octubre de 2014

Cine: Beowulf (2007)


Beowulf, Robert Zemeckis (USA 2007)

    Ficha técnica
DirecciónRobert Zemeckis
ProducciónSteve Bing
Robert Zemeckis
Jack Rapke
Steve Starkey
GuiónNeil Gaiman
Roger Avary
MúsicaAlan Silvestri
FotografíaRobert Presley
MontajeJeremiah O'Driscoll
ProtagonistasRay Winstone
Angelina Jolie
Crispin Glover
Anthony Hopkins
Robin Wright Penn
John Malkovich
Brendan Gleeson
Alison Lohman

En Dinamarca, el rey Hrothgar (Anthony Hopkins) ha construido una nueva sala de celebraciones llamada Heorot. Una celebración llevada a cabo en su interior perturba al monstruo Grendel (Crispin Glover), quien dolorido por el ruido acude a esta para asesinar a la mayoría de los festejantes. Hrothgar desafía a Grendel, pero el monstruo abandona la sala en vez de luchar contra él. Al regresar a su guarida, Grendel es amonestado por su madre por atacar a los seres humanos y, posiblemente, invitando a la retribución. Ella se tranquiliza al saber que Grendel no atacó a Hrothgar. A la mañana siguiente, Hrothgar cierra Heorot y proclama que está dispuesto a dar la mitad del oro existente en su reino a cualquier hombre que sea capaz de asesinar a Grendel. Más tarde Beowulf (Ray Winstone) y sus hombres, tras llegar en barco desde Geatland, ofrecen eliminar a Grendel. Beowulf convence a Hrothgar de reabrir Heorot y dejar que los hombres de Beowulf permanezcan con él en ese lugar. Unferth (John Malkovich), el consejero del rey, reta la credibilidad del heroísmo épico de Beowulf. Para convencerlo, este último le cuenta una larga historia acerca de cómo consiguió matar a varias serpientes marinas durante una competición de natación en el océano. Hrothgar ofrece a Beowulf su preciado cuerno de oro, tomado del dragón Fafnir, como recompensa por la muerte de Grendel. En ese momento, Beowulf se encuentra más enfocado en la joven reina, Wealtheow (Robin Wright Penn).

Esa tarde, Beowulf le pide a sus hombres que canten en voz alta. Luego se desnuda con el fin de luchar contra Grendel en igualdad de condiciones —esto debido a que Grendel tampoco posee vestidura alguna— y decide dormir hasta que llegue el monstruo. Como era de esperar, Grendel se enfureció nuevamente por el ruido producido en Heorot. A su arribo, Beowulf lo enfrenta. Después de que Beowulf comienza a atacar con ruidos para herir la sensibilidad del oído del monstruo, Grendel trata de huir aunque es capturado por Beowulf, quien le arranca su brazo izquierdo. Grendel huye herido a su cueva, donde le dice el nombre de su asesino a su madre antes de morir. Tras conocerse el destino del monstruo, Beowulf es proclamado un héroe. Esa noche, una conversación privada entre Hrothgar y Wealtheow, indirectamente, revela que Hrothgar fue el padre de Grendel. Esa también es la razón por la que Wealtheow se ha negado a dormir con su esposo y el motivo de que el rey no tenga heredero.

Enfurecida por la muerte de su hijo, la madre de Grendel (Angelina Jolie) vuela a Heorot. Beowulf no se percata del ataque al quedarse dormido. Cuando despierta, encuentra que todos sus hombres han sido asesinados, y su piel fue colgada en las vigas del bar. Sólo su amigo Wiglaf (Brendan Gleeson) sobrevivió, puesto que se encontraba en una playa preparando sus buques para partir. Beowulf acude con Hrothgar para notificarle que la madre de Grendel es, en efecto, el último de los monstruos en el reino. Unferth se disculpa con Beowulf por haber dudado de él, y le ofrece su espada Hrunting para ser usada en el combate contra la madre de Grendel.-

Beowulf y Wiglaf emprenden la búsqueda de la cueva de la madre de Grendel. Al encontrarla, Beowulf se adentra en la cueva para encontrar un inmenso tesoro en su interior. La madre de Grendel aparece en escena en forma de una bella mujer. Ella le ofrece a Beowulf la fama y el poder, a cambio de otro hijo. También le pide que le dé el cuerno de oro de Hrothgar, con la promesa de que Heorot será seguro mientras se encuentre en su posesión. Beowulf cae en la tentación de la bruja y, por lo tanto, elige no asesinarla y darle el artilugio.


Beowulf vuelve a Heorot, afirmando que asesinó a la madre de Grendel. Trae consigo la cabeza de Grendel como prueba de sus hechos. También les avisa a todos que perdió la espada de Unferth y el cuerno de Hrothgar durante la batalla. En privado, Hrothgar señala ciertas incoherencias en la historia relatada por Beowulf y le pregunta si, efectivamente, mató a la madre de Grendel. Cuando Beowulf no da una respuesta directa, Hrothgar concluye que lo que más le preocupaba era la muerte de Grendel: con Grendel asesinado, su madre ya no es maldición para él. Después de la conversación, el rey Hrothgar nombra a Beowulf, heredero al trono. Luego salta desde el balcón, para morir ante la sorpresa y horror de todos. Beowulf es coronado rey y toma a Wealtheow como su esposa.

Muchos años transcurren luego. El rey Beowulf es incapaz de disfrutar de su poder y gloria, y su relación con Wealtheow se ha tornado fría y distante. Cuando el esclavo de Unferth encuentra el cuerno de Hrothgar en una colina prohibida, Beowulf entiende que la madre de Grendel ha eliminado su negociación, y Heorot está en peligro una vez más. Esa noche, Beowulf ve en sueños a su hijo, procreado por la bruja. El hijo, que aparece como un dragón dorado, amenaza con matar a la esposa de Beowulf y a su joven amante Ursula (Alison Lohman). A la mañana siguiente, antes del amanecer, un dragón ataca a un pueblo fuera de Heorot. El dragón le da un mensaje a Unferth para ser entregado a Beowulf, el cual menciona: "¡Los pecados de los padres!". Beowulf se da cuenta que la única manera de salvar a su reino es asesinar a la bruja y su hijo de nuevo. Antes de partir, se despide de Ursula y Wealtheow.


Beowulf y Wiglaf viajan a la cueva de la bruja y Beowulf se enfrenta a ella en un intento de restablecer el trato, pero es demasiado tarde: Su hijo, con la forma de un dragón, se encuentra combatiendo con el ejército de Beowulf. Tras derrotarlo, el dragón vuela al castillo de Beowulf, pero antes este se aferra a su lomo. Desde ese sitio, comienza a herir al dragón con un cuchillo y lo arroja en el mar, en un vano intento por matarlo. El dragón emprende de nuevo el vuelo y con Beowulf aún aferrado a su lomo, llega a los muros del castillo intentando incinerarlo. Beowulf, recordando lo que Hrothgar le dijo antes, blande su espada en el punto débil del dragón, es decir la garganta, con lo que lo despojará de su capacidad de transpirar fuego. En el intento, Beowulf pierde un brazo y el otro se quema en el proceso. El dragón trata de destruir uno de los muros del castillo, en un esfuerzo final por matar a las dos mujeres.

Desesperado, Beowulf intenta, en varias ocasiones, tomar el corazón del dragón para clavarle el cuchillo. Mortalmente heridos, ambos caen a las costas cercanas a la playa del reino. El dragón vuelve a su forma original de un chico dorado, tal como en los sueños de Beowulf. Wiglaf llega a la playa, sólo para escuchar las últimas palabras de Beowulf. Antes de morir, Beowulf deja el reino a Wiglaf, quien después prepara un funeral para incinerar los restos de Beowulf en un bote. Mientras la incineración esta realizándose, Wiglaf se percata de la presencia de la madre de Grendel, la cual emerge del mar para besar el cadáver de Beowulf. El cuerno de Hrothgar vuelve a las costas, procedente de las profundidades del mar, y es tomado por Wiglaf. En las escenas finales, se muestra a la bruja seduciendo a Wiglaf, quien ahora no sabe qué hacer.

Varios clips de la película

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...