miércoles, 22 de diciembre de 2010

El barco Viking (1893)

La historia del Viking (1893) - réplica del barco Gokstad





El Viking parte de Christiania (Oslo) Noruega, en 1893
Edición facsímil del libro "Vikingefærden", 1895
9 de abril de 1893
En 1880, un barco vikingo fue desenterrado de un túmulo en la granja de Gokstad, en la región noruega de Sandefjord. El barco se encontraba en muy buen estado gracias a la arcilla azul que lo preservó durante unos 1000 años, lo que permitió a los arqueólogos reconstruir un barco completo de la era vikinga. Actualmente, y junto al de Oseberg, es una de las mayores atracciones turísticas de Oslo, en el Museo de Barcos Vikingos.
En 1892, con motivo de la cercana Exposición Colombina de Chicago, que celebraba el 400 aniversario de la llegada de Colón a América, los noruegos quisieron dar también su punto de vista sobre la llegada de europeos al Nuevo Mundo tal como se contaba en algunas sagas vikingas. Se formó un comité dirigido por Magnus Andersen, que decidió realizar una réplica del barco de Gokstad que pudiese navegar hasta la feria de Chicago.




En mayo comenzó la recaudación de fondos para llevar a cabo el proyecto y en el otoño se comenzaron los trabajos en Sandejord. Se cuenta, como anécdota, que para conseguir una quilla igual a la original (17 m) tuvieron que conseguir un roble de 25 metros de alto... de Canadá. 

Cruzando el Erie Canal
En febrero del siguiente año, el barco fue botado en las frías aguas del Sandejord ante 8000 espectadores, recibiendo el nombre de Viking. El 30 de abril, y tras pasar por Christiania (Oslo), el barco partió desde Bergen, llegando a Newfoundland 28 días después. Tras pasar por Nueva York, el Viking se dirigió a Chicago atravesando una ruta de ríos y lagos; lo que pudo hacer debido a su poco calado, cuando otros barcos contemporáneos no pudieron seguirlo. Esta travesía quedó descrita en el libro Vikingefærden


El Viking cerca del pabellón de la Feria de Chicago
El 12 de julio del 1893, el Viking llegó finalmente a Chicago, siendo recibido por 50 barcos de vapor y unos 100.000 espectadores. La noticia del barco Viking cruzando el Atlántico fue comentada por periódicos de todo el mundo, quedando así establecida la certeza de los viajes vikingos a América. 

El barco fue donado a la ciudad de Chicago, quedando bajo la administración del Chicago Park District. Durante un tiempo estuvo exhibido en el Museo de Ciencia e Industria, también construido con motivo de la Feria Colombian. Por algún motivo, en 1920 fue puesto en el parque Lincoln, prácticamente abandonado a la intemperie, con lo que comenzó a deteriorarse. 

Tuvieron que pasar siete décadas hasta que la Scandinavian American Council (SAC) se hiciera cargo del  barco comprándolo por una cantidad simbólica (1$). El Viking fue trasladado al parque Good Temple, de la ciudad de Geneva, a unos 60 km de Chicago. Y allí permanece protegido por un dosel, aunque, por motivos económicos, aun no se han podido llevar a cabo las obras de restauración que el barco necesita.

Copyright 2007 Folo Watkins, with permission.
el Viking en Geneva, Illinois (2007) 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...